Magdalenas de toda la vida

La magdalena de toda la vida.

La magdalena de toda la vida.

La magdalena clásica sin chorradas. La de pueblo. La de Marcel Proust. Esa que la industria y las franquicias de panaderías se han encargado de pervertir. A este paso a los niños les tendremos que explicar que hace tiempo, en el siglo pasado, a los muffins les llamaban magdalenas.

Os presento una receta canónica, tradicional, sin artificios. La fórmula es la que emplea el maestro Xavier Barriga en su libro PAN, pero me he tomado la licencia de introducir unos cambios en el horneado con los cuales consigo que la magdalena crezca hacia arriba y quede esponjosa por fuera y por dentro.

Ingredientes para 12 magdalenas medianas:

– 125 gramos de huevo batido

– 175 gramos de azúcar

– 60 ml de leche

– 190 ml de aceite de girasol

– 210 gramos de harina floja

– 5 gramos de levadura química

– Una pizca de sal

– Ralladura de limón

Mad2

Mezclar primero el azúcar con los ingredientes líquidos, y luego añadirle el resto de los ingredientes secos. Para una mejor integración de los ingredientes recomiendo utilizar una batidora eléctrica. Meter en un bowl, tapar, y dejar descansar en la nevera por lo menos una hora. Yo recomendaría dejarlo entre 3 y 4 horas.

Poner a precalentar el horno, a 250 grados, con la bandeja adentro. Rellenar unos moldes medianos de magdalenas, preferiblemente de silicona, hasta 4/5 partes.  Decorar con un poco de azúcar. Meter las magdalenas en el horno, y apagarlo 3 minutos. Pasados esos 3 minutos, volverlo a encender a 210 grados, con calor arriba y abajo, y darle una cocción de 15-16 minutos. Es importante que durante los 10-12 primeros minutos de cocción no abramos el horno porque frenaríamos el crecimiento de las magdalenas.

Una vez las magdalenas están frías, para prolongar su conservación, conviene guardarlas en un tupperware o en una bolsa de plástico.

A partir de esta receta podemos introducir algún ingrediente adicional. En la foto que aparece la magdalena mordisqueada le añadí, a la fórmula que os he escrito, dos plátanos pequeños maduros triturados, y una cucharada de mezcla de especias Speculoos. Por cierto, que ya se me está acabando el Speculoos. Ya tengo un motivo más para regresar a Amsterdam.

Tags:

Trackbacks / Pingbacks

  1. Magdalenas de chocolate | BREAD GALLERY - June 16, 2013

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: